Rotación de inventarios, un KPI fundamental para la rentabilidad de tu negocio

La rotación de inventarios actúa como un héroe silencioso que asegura el éxito de las operaciones. Como KPI logístico no sólo mide la eficiencia, sino que también refleja la salud financiera de una empresa. 

Encontrar el equilibrio perfecto en el ritmo de esta rotación es un arte que debemos dominar en nuestra logística. Sigue leyendo y descubre cómo hacerlo.

La rotación de inventarios: el viaje de los productos desde el almacén hasta el cliente final

La rotación de inventarios es el pulso de la cadena de suministro, ayuda a medir cuántas veces se vende o utiliza el inventario en un periodo específico. Determina la armonía entre la disponibilidad de los productos y la demanda de inventarios. 

Si se ejecuta correctamente, la rotación de inventarios puede garantizar que los productos lleguen al consumidor final en el momento justo, de esta manera se maximiza la satisfacción del cliente, a la vez que se reducen costos de almacenamiento. 

Es un indicador que va de la mano con la reducción de inventario, el arte de la logística. Digamos que la rotación de inventario cuenta la historia del viaje de los productos desde que llegan al almacén hasta que llegan a manos de los clientes. 

¿Cómo medir la rotación de inventarios y cómo interpretarlo?

Medir la rotación de inventarios es como tener una visión panorámica del campo de batalla, permitiéndote anticipar movimientos y estrategias con precisión. Los beneficios de un seguimiento efectivo son claros: optimización de la inversión en inventario, mejora en la disponibilidad de productos y una reducción significativa en los costos de almacenaje.

Arriesgarse a ignorar este KPI es navegar sin brújula, enfrentando excesos de stock, obsolescencia y una rentabilidad con tendencia a disminuir. Para evitar estos resultados, esta es la fórmula a seguir para calcular la rotación de inventarios

Rotación de Inventario = (Costo de los Bienes Vendidos) / (Promedio de Inventario)

El Costo de los Bienes Vendidos representa el valor total de los productos que han sido vendidos durante el período. El Promedio de Inventario es el punto medio entre el inventario inicial y final. Juntos, estos componentes nos dan una imagen clara de la eficiencia con la que un negocio convierte su inventario en ventas.

Rotación de inventarios alto vs. bajo: ¿Qué indica cada uno?

Un índice de rotación de inventarios alto es muy positivo, dado que refleja la rapidez con la que se venden los productos. Es un nivel ideal para productos perecederos y de moda. Ahora, una rotación de inventarios bajo podría indicar un exceso en la adquisición de productos que no tienen mucha salida. 

Esto podría resultar en costos de almacenamiento adicionales y en mercancía que quedará obsoleta. Sin embargo, el índice ideal de rotación de inventarios es relativo al tipo de productos que estás almacenando.

Para analizar este número es importante tomar en cuenta factores como la demanda del mercado, la vida útil del producto y las estrategias de precios. Por ejemplo, si bien una tasa alta de rotación de inventarios puede reflejar mayores ventas, también puede aumentar el riesgo de una rotura de stock y de quedarnos sin existencias.

El objetivo de la rotación de inventarios es encontrar un balance que mantenga los costos bajos y la satisfacción del cliente en un nivel alto.

Ya conoces cómo calcular e interpretar la rotación de inventarios, ahora ¿cómo puedes mejorarla?

Si tienes un negocio que aspire a la excelencia, la rotación de inventario es el centro que funciona como el latido del corazón que mantiene un ritmo sano y que marca si estamos sincronizados con el ritmo del mercado.

Al implementar tácticas inteligentes y aprovechar las herramientas tecnológicas más avanzadas, no solo mantienes tu inventario en constante movimiento, sino que también aseguras que cada producto sea una promesa cumplida para el cliente.

¿Cuáles son las estrategias que puedes implementar para dominar la rotación de inventarios? Te las presentamos a continuación:

  • Recopila datos y haz previsiones: es necesario conocer a profundidad la actividad de tus almacenes. Es importante recopilar datos, analizar tendencias y anticipar el futuro para mejorar la precisión en la planificación de la demanda.
  • Determina y analiza constantemente tus KPI: los KPI de almacén son la brújula que guiarán la gestión eficiente de tu almacén. Determina los que se ajustan a tu negocio y establece una frecuencia de monitoreo para analizar tu estrategia.
  • Ajusta la producción alineándote con la demanda: al monitorear constantemente tu estrategia podrás preparar tu producción de manera inteligente, basándote en pronósticos de ventas precisos. 
  • Elimina los excesos: deshazte del inventario obsoleto y las existencias que ralentizan tu rotación. Encuentra maneras inteligentes de eliminarlos para recuperar el ritmo del inventario.
  • Revisa y ajusta tus precios: el precio es un factor determinante a la hora de mover el inventario. Reajusta tus precios para atraer compradores, establece estrategias como promociones y ofertas para acelerar la rotación de los inventarios.

Estrategia + tecnología: una combinación ganadora para la rotación de inventarios

La rotación de inventarios es un arte en el que intervienen múltiples factores que debemos dominar para establecer la mejor estrategia posible. Los datos y la gestión de almacenes son fundamentales para una rotación eficiente de los inventarios y se optimiza con un buen software como un WMS.

En SKU Logistics contamos con un WMS ideal para manejar el inventario de tu negocio que te permite tener una visibilidad en tiempo real de tus operaciones. Esto representa una ventaja competitiva, ya que se pueden corregir procesos sobre la marcha basándonos en datos reales.

Contáctanos para más información, estamos encantados de atender tus dudas. Te invitamos a suscribirte a nuestro canal en YouTube para estar al tanto de las últimas tendencias en logística y cadena de suministro que optimizarán tu negocio.

Previous post