Guía para elegir la mejor ubicación de tus centros de distribución

La distribución es un factor esencial en la logística de nuestra empresa y para ejecutarla, es fundamental saber determinar la ubicación de los centros de distribución. Estos centros juegan un papel clave en la cadena de suministro, dada su responsabilidad en la garantía de que los productos lleguen a los clientes de manera eficiente y rentable.

Además, la correcta ubicación de los centros de distribución puede mejorar la eficiencia operativa, reducir los costos de transporte y aumentar la satisfacción del cliente. En este artículo estudiaremos los principales factores que influyen en la ubicación de los centros de distribución y cómo definirla.

¿Cómo identificar un centro de distribución?

Los centros de distribución son infraestructuras logísticas que facilitan la recepción, almacenamiento, preparación y distribución de mercancías. Algunas características comunes de los centros de distribución son:

  • Instalaciones adecuadas para el almacén y la logística de almacenamiento.
  • Centralización de funciones y delimitación de las áreas de operación: recepción, almacenamiento y distribución.
  • Menor tiempo de almacenamiento, mayor rotación de productos y suficientes existencias.
  • Ubicación estratégica: cercanía a grandes ciudades, vías principales, zonas logísticas e industriales.
  • Flexibilidad y calidad en el servicio, además de respuestas rápidas.

Además de la reducción de costos, ofrecen ventajas como la mejora de la calidad y la seguridad de los productos y la posibilidad de negociar directamente con los fabricantes.

4 factores básicos para la ubicación de un centro de distribución

Para seleccionar la ubicación de un centro de distribución es necesario considerar varios factores para un impacto positivo en la eficiencia operativa, los costos y la satisfacción del cliente.

Cada uno debe evaluarse desde una perspectiva económica y comercial, teniendo en cuenta la tipología y cantidad del producto, la capacidad de fabricación de la industria y las particularidades de la red de distribución necesaria. 

Estos son 4 factores básicos para elegir la ubicación adecuada de los centros de distribución:

  • Productos: es importante conocer la naturaleza de los productos que se manejan ya que podrían requerir condiciones especiales de almacenamiento, como temperatura controlada o humedad, lo que puede limitar las opciones de ubicación.
  • Costos: las empresas deben evaluar los costos de infraestructura, transporte y manipulación en la ubicación potencial del centro de distribución, así como los costos de mano de obra y energía.
  • Demanda: la ubicación del centro de distribución debe estar cerca de los clientes para reducir los costos de transporte y mejorar los tiempos de entrega. Por ello se recomienda analizar la cantidad y la ubicación de los consumidores, la curva de demanda, la proximidad y velocidad de entrega.
  • Competencia: se debe examinar la localización y eficacia de los almacenes de la competencia y considerar cómo la ubicación del centro de distribución puede afectar la competencia en el mercado.

Estrategias principales para elegir la ubicación más adecuada

Cada empresa debe considerar las siguientes estrategias para seleccionar la ubicación del centro de distribución. La decisión dependerá de tus necesidades específicas y objetivos de tu empresa. Veamos en detalle de qué trata cada una y cuáles son los factores determinantes:

Elegir la ubicación por su cercanía al mercado de ventas

  • Ayuda a reducir los costos de transporte y a mejorar los tiempos de entrega. 
  • Permite a las empresas responder rápidamente a las demandas cambiantes del mercado.

Ubicar el centro de distribución próximo a la producción

  • Puede mejorar la eficiencia operativa al reducir los costos de transporte y simplificar la cadena de suministro.
  •  Permite tener un mejor control sobre la calidad de los productos y la velocidad de fabricación.

Ubicación intermedia entre el mercado y la empresa

  • Equilibra los costos de transporte y la eficiencia operativa al estar cerca tanto de los clientes como de la producción.
  • Brindan una mayor flexibilidad para adaptarse a los cambios en la demanda del mercado. 
  • Mayor acceso a múltiples mercados y expansión del alcance del negocio

¿Cómo elegir la ubicación de tu centro de distribución?

La estructura o layout del almacén y su ubicación pueden influir significativamente sobre el precio final del producto, así que para decidir por la estrategia que mejor se ajusta a las necesidades de la empresa debes revisar estos factores:

  • Gastos de envío
  • Costos de procesamiento del almacén
  • Contenido del almacén
  • Procesamiento y gestión de pedidos
  • Nivel de servicio al cliente (uno de los factores más clave: alta calidad por mínimo costo).

Definamos el área del centro de distribución: aspectos a considerar

El área de un centro de distribución es una medida que indica el espacio físico que ocupa una instalación logística dedicada a almacenar, clasificar y distribuir productos.

El área de un centro de distribución se puede calcular de diferentes formas, dependiendo de los criterios que se consideren, en este caso nos enfocaremos en la durabilidad, estabilidad intrínseca y manejabilidad. 

¿Cuáles son los factores a considerar para definir el área?

Durabilidad

Los productos perecederos y de corta duración requieren instalaciones cercanas al punto de adquisición final, mientras que los productos duraderos pueden ser almacenados en cualquier tipo de bodega. 

Estabilidad intrínseca

Este factor puede afectar a la seguridad física del lugar y a la salud de la población circundante. Si los productos son inestables requieren de instalaciones especiales de almacenamiento. 

Por ejemplo, los productos químicos deben almacenarse solamente en dos lugares, el de producción y el de consumo, sin centros intermedios. Esto ocurre principalmente para minimizar el riesgo de accidentes durante el transporte y manipulación. 

Manejabilidad

Se deben almacenar los productos en función de esta cualidad que indica qué tan sencillo o complejo es su almacenamiento, transporte y manipulación. 

  • Productos poco manejables: se deben almacenar en el menor número de lugares posible para evitar costos adicionales y posibles pérdidas de calidad.  Ejemplo: líquidos a granel.
  • Productos muy manejables: se pueden almacenar en diferentes tipos de bodegas sin restricciones. Ejemplo: los que están envasados en cajas de tamaño y forma regular.

Grado de transformación

Se puede medir en función del grado de transformación que se aplica a la materia prima en la producción. No todas las industrias aplican el mismo nivel de transformación a un producto, lo que puede generar diferentes necesidades de almacenamiento.

En general, se pueden identificar tres niveles de transformación:

  • Bajo: las industrias con este grado de transformación como los empresas alimentarias solo requieren de una bodega central ubicada en la misma planta de producción. Puede tener dos secciones, una para materias primas y otra para productos envasados.
  • Medio: estas industrias reciben una materia prima y la transforman en diferentes productos y pueden requerir de hasta tres bodegas independientes: para almacenar materias primas, productos empleados en la transformación y unidades terminadas. En este nivel la cantidad de mercancía es un factor determinante, si la producción es pequeña, las bodegas pueden estar en el mismo lugar, y si es más grande, pueden ubicarse aparte de forma local, regional o intermedias para los productos de tránsito y los terminados.
  • Alto: sus necesidades son similares a las de nivel medio, dada la gran influencia de las cantidades de producto obtenido. Lo más seguro es que se necesiten almacenes intermedios para regular las distintas fases de producción.

Red de distribución necesaria

La red de distribución de un producto es un factor clave a considerar en la ubicación y cantidad de bodegas necesarias para su comercialización. Es importante analizar dos factores: la composición y disposición de la red, y su influencia en la distribución en la red de comercialización.

Si la red está compuesta por concesionarios autónomos, el almacenamiento del producto se determina en función de la demanda y los pedidos recibidos. En cambio, si la red está compuesta por agencias propias, es necesario contar con almacenes centrales, regionales y de tránsito, así como centros de primera necesidad en cada punto de distribución.

El reparto geográfico de la red de distribución también es relevante en la ubicación y cantidad de almacenes necesarios. En caso de que la red sea ajena, se deben considerar los concesionarios como puntos de consumo y establecer centros de distribución en lugares estratégicos. 

Si la ubicación de los concesionarios no es adecuada, se deben corregir y luego actuar como en el caso anterior. Si la red es propia, es importante cuidar su correcto posicionamiento territorial para evitar la necesidad de establecer más almacenes de tránsito.

Tipo de centro de distribución

Otro factor que debes tomar en cuenta es el tipo de centro que deseas implementar. Existen distintos tipos de centros de distribución que se pueden clasificar según su ubicación geográfica, tipo de recinto y nivel de automatización.

  • Ubicación geográfica:
    • Centros de distribución central: reciben remesas de centros mayores y las distribuyen a centros regionales. 
    • Centros de distribución regional: se encargan de la distribución a los centros de consumo
    • Centros de distribución de tránsito: son centros intermedios que despachan a otros centros de consumo y tienen alta movilidad y rotación de productos.
  • Tipo de recinto:
    • Centros de distribución abiertos
    • Centros de distribución cerrados
  • Nivel de automatización:
    • Centros de distribución convencionales: cuentan con almacenes con estanterías adecuadas y amplios pasillos para facilitar el transporte interno.
    • Centros de distribución automatizados: cuentan con la última tecnología robótica y automatización.

Ejemplo: un gran centro logístico para almacenar millones de productos en simultáneo 

Un buen ejemplo de centro de distribución es un centro logístico de una empresa líder en e-commerce en América Latina que reúne 14 millones de productos de manera simultánea. Este está diseñado para recibir los productos de los vendedores bajo la modalidad de servicio fulfillment. 

Es un espacio diseñado para almacenar mercancías y preparar las compras del usuario. Desde pequeñas y medianas empresas hasta grandes marcas pueden almacenar sus productos para recortar los tiempos de espera para el cliente. 

Una de las claves detrás del éxito de esta empresa es su inversión en tecnología, gracias a ello manejan millones de mercancías en toda la región. Su principal desafío logístico es recibir y distribuir los productos en menos de 24 horas desde que se hace el pedido. 

Y en el caso de la distribución, la empresa trabaja con aliados entre proveedores y trabajadores para asegurar las entregas dentro del plazo establecido. 

¿Necesitas ayuda para definir la ubicación de tus centros de distribución? SKU Logistics es tu aliado ideal

En SKU Logistics te ofrecemos diversas soluciones de software para la gestión de almacenes y para la planificación de rutas. Nuestros consultores están disponibles para brindarte asesoría y ayudarte a definir la ubicación de tus centros de distribución. Contáctanos para más información.

Y si estás interesado en aprender más estrategias sobre logística de distribución, suscríbete a nuestro canal en YouTube para estar al tanto de las últimas tendencias.

Post anterior
Post siguiente