Migrar a la nube: ¿Cuáles son sus retos y qué acciones debes tomar?

La migración a la nube es una tendencia que ha ganado auge en los últimos años y de seguro se seguirá fortaleciendo a futuro. En 2022, muchas empresas decidieron migrar sus sistemas y datos a la nube, pero en 2023 esta tendencia continuará. ¿Por qué es tan importante migrar a la nube y qué acciones debes tomar?

Migrar a la nube es un proceso que implica el traspaso de los sistemas y datos de una empresa desde sus servidores locales a una plataforma en la nube, es decir, en línea. A un servidor en la nube se le puede acceder de manera remota y ayuda a proteger nuestros activos en caso de daños o ataques en el servidor, o bien por pérdida de datos.

¿Por qué migrar a la nube? Escalabilidad, flexibilidad y seguridad

Existen varias razones por las que una empresa decide migrar a la nube, pero si pudiéramos destacar algunas, serían estas:

  • Escalabilidad: al estar en la nube, las empresas pueden disponer de la capacidad de almacenamiento según sus necesidades. Pueden contratar más espacio o disminuir la capacidad si su volumen de datos no es tan grande. 
  • Flexibilidad: como mencionamos anteriormente, almacenar los datos en la nube permite acceder a ellos desde cualquier parte del mundo, lo cual es muy conveniente en esta época globalizada y de equipos internacionales.
  • Seguridad: expertos consideran que el almacenamiento en la nube es mucho más seguro que en servidores locales, puesto que los proveedores suelen tener medidas de seguridad mucho más avanzadas. No obstante, como en todo sistema, las vulnerabilidades de seguridad existen y hay que tomarlas en cuenta antes de tomar cualquier decisión.

Si bien las ventajas de la migración a la nube lucen muy atractivas, es importante destacar que entre las desventajas figuran posibles problemas de compatibilidad y mayor costo a largo plazo. Sin embargo, son dos retos que se pueden afrontar con la estrategia adecuada.

¿Cómo migrar a la nube? Puedes escoger entre estas dos estrategias

Existen varias estrategias que las empresas pueden seguir para migrar a la nube. Una de las más comunes es la migración directa, en la que se trasladan los datos y sistemas existentes directamente a la nube. Pero también son conocidas las 6 R’s de migración a la nube: Re-host, re-platform, re-factor, re-purchase, retain, retire. Hoy nos enfocaremos en explicar la directa y la de re-factor o refactorización.

Migración directa, la estrategia más rápida y económica

En la migración directa se trasladan todos los datos y sistemas propios de la empresa —sin modificaciones previas— a una plataforma en la nube. Por ello se considera que es la estrategia más rápida y económica, pero atención, pues hay que tomar en cuenta que pueden surgir incompatibilidades con el software existente. Además podría requerir de más almacenamiento. 

Antes de decidir por esta estrategia, es recomendable hacer una evaluación previa para verificar si el sistema y los datos son aptos para hacer tal migración. 

Refactorización: más costoso pero más preciso

La migración con refactorización consiste en modificar el software existente para adaptarlo a la nube antes de trasladarlo. La modificación previa a la migración permite adaptarlo a las especificaciones de la plataforma de nube y garantizar su correcto funcionamiento una vez migrado. Esta estrategia puede ser más costosa, pero también puede garantizar una migración más segura y eficiente.

Sin importar el tipo de migración a la nube que escojas, es importante tomar en cuenta que se trata de un proceso complejo que requiere una planificación y una ejecución cuidadosa. Es importante tener en cuenta las necesidades específicas de la empresa y evaluar cuidadosamente qué estrategia es la mejor para cada caso. Trabajar con un proveedor de nube confiable y experimentado puede ser de gran ayuda en este proceso.

Acciones a tomar para migrar a la nube

Existen varias acciones que se deben tomar en cuenta en el proceso de migración a la nube. Estas son algunas de las que te recomendamos aplicar:

  1. Evalúa las necesidades específicas de la empresa: es importante identificar las necesidades de almacenamiento, procesamiento y seguridad de la empresa para determinar qué tipo de plataforma de nube es la más adecuada.
  2. Selecciona un proveedor de nube confiable: elige un proveedor de nube confiable y experimentado que ofrezca una plataforma segura y escalable.
  3. Realiza una evaluación de riesgos: considera los riesgos potenciales de la migración a la nube, como la seguridad de los datos y la compatibilidad con el software existente. Traza una estrategia para prevenirlos. 
  4. Establece un plan de migración: establece un plan detallado para la migración, incluyendo un cronograma y un plan de contingencia en caso de problemas.
  5. Corre pruebas de compatibilidad y de carga: las pruebas de compatibilidad y de carga son importantes para asegurar que el software y los datos existentes funcionen correctamente en la plataforma de nube.
  6. Haz una copia de seguridad de los datos: es importante realizar una copia de seguridad de los datos antes de iniciar la migración a la nube.
  7. Capacita al personal de tu equipo: capacita a tu equipo sobre el uso de la plataforma de nube y en las mejores prácticas de seguridad para asegurar una migración exitosa.
  8. Monitorea el rendimiento de la plataforma de nube: una vez realizada la migración, es importante monitorear y mantener la plataforma de nube para garantizar su correcto funcionamiento y seguridad continuamente.
Migrar a la nube

Seguridad y compatibilidad: los principales desafíos de migrar a la nube

Uno de los principales desafíos es asegurar la seguridad de los datos en la nube, ya que estos se encuentran en un entorno remoto. Muchas veces, las empresas que han desarrollado soluciones de almacenamiento local no están precisamente enfocadas en la seguridad. Esto aumenta las brechas de seguridad y, en consecuencia, los ataques.

Para hacerle frente a este problema, es fundamental destinar un equipo específicamente a la seguridad de los datos y utilizar las soluciones nativas de la nube para sacarle mayor provecho. 

Otro desafío de migrar a la nube son los problemas de compatibilidad con el software existente por varias razones. Las diferencias en los requisitos y características de las plataformas de nube, igualmente las diferencias en las versiones de software y los cambios en los métodos de almacenamiento y procesamiento de datos. Por esta razón, es importante evaluar previamente la compatibilidad del software existente con la plataforma de nube elegida antes de iniciar el proceso de migración.

Estos son los riesgos de almacenamiento en la nube y así puedes reducirlos

Precisamente por las brechas de seguridad que se pueden presentar por la incompatibilidad de software, las amenazas de trabajar en la nube incluyen el robo de información, el acceso no autorizado y los ataques de hackers. Por lo tanto, es importante tener una estrategia de seguridad sólida en su lugar y trabajar con un proveedor de nube confiable.

Además, para reducir los riesgos de almacenamiento en la nube, es importante asegurarse de tener una copia de seguridad de los datos en todo momento y de que el proveedor de nube ofrezca medidas de seguridad sólidas. También es importante tener en cuenta las regulaciones y leyes de privacidad relevantes para la industria en la que se desenvuelve tu empresa.

La migración a la nube ha sido una gran tendencia en el 2022 y se prevé que seguirá siendo importante en el 2023. Este proceso ofrece una mayor escalabilidad, flexibilidad y seguridad. Sin embargo, dado que conlleva desafíos y oportunidades, es importante tener un plan sólido de migración y trabajar con un proveedor de nube confiable.

En SKU Logistics podemos asesorarte sobre cuál es la mejor estrategia que puedes adoptar para migrar tu empresa a la nube y así disfrutar de todos sus beneficios. Te invitamos a contactarnos a través de nuestra página web.

Y si quieres conocer más tendencias en logística y de la cadena de suministros, visita y suscríbete a nuestro canal de YouTube para mantenerte informado.

Post anterior